Emiliano Olivares, estudiante puntano de la Universidad Nacional de Córdoba, integrará desde este jueves el Consejo Superior de una de las casas de estudios más importantes del interior del país.

El joven, hijo del reconocido periodista Eduardo Olivares, fue el primer sanluiseño en presidir un Centro de Estudiantes de esa Universidad: en 2015 resultó elegido al frente de ese organismo en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Cumplió mandato hasta este año, como representante de la Agrupación Bialet Massé.

En los comicios de mayo de este año, Olivares se postuló como consejero estudiantil en el Consejo Superior – el cargo, en realidad, lleva el nombre de Consiliario – por la agrupación Jóvenes por Córdoba, y fue electo.

Este martes a las 17.00, el alumno de Ingeniería Biomédica asumió su flamante banca, una de las 10 que representan a los 130 mil alumnos de la UNC.