CIBRIAN 2

El frío no impidió que casi 400 personas llegaran hasta la sala Jorge Laffue, en el Golden, para ver un espectáculo con la calidad que caracteriza a las creaciones de Pepe Cibrian Campoy, en este caso, en la adaptación que realizó de “El Hombre de la Mancha”. Pero a pocos minutos de comenzar…

Se encendieron las luces, la música comenzó a sonar y los actores a contar la historia del tradicional musical tan anhelado por el público puntano.

Los aplausos no se hicieron esperar cuando Raúl Lavié ingresó al escenario con su voz imponente y un simpático Sancho Panza, muy bien interpretado, que aportó una gran cuota de humor al espectáculo. Algo similar sucedió con la aparición de Eluney Zalazar, quien en reemplazo de Cecilia Milone, en el papel de Aldonza (o Dulcinea), demostró su calidad como actriz y cantante.

Sin dudas, el más aplaudido fue Pepe Cibrian Campoy que como si fuese un mago, acomodaba o desarreglaba su cabello gris para ser  Miguel de Cervantes, Alonso Quijano o Don Quijote de la Mancha en cuestión de segundos.

Pero tanto pase mágico entre los personajes, hizo que de repente, Don Quijote le preguntara a Sancho: -¿Qué te tenía que decir? Y Sancho respondió encogido de hombros: -No se… Pero con la experiencia y calidad artística de siempre, Pepe empezó a repasar la letra entre dientes de una manera tan graciosa que transformó ese momento de “apuros” en una escena extremadamente graciosa en la que el público ni registró el olvido de la letra.

Segundos después, Don Quijote recordó que el texto que continuaba tenía que ver con la personalidad que lo iba a nombrar como caballero y el excelente musical continuó por 2 horas más.

El final llegó y el público despidió a los multifacéticos artistas de pie con una ovación, mientras que el protagonista, también director de este espectáculo elevó por unos segundos su mirada hacia el cielo como agradeciendo, cerró los ojos y se bajó el telón.

Por Andrea De La Nava // San Luis Vip