Con un Peña Homenaje en el predio del Museo de la Poesía, se festejó el aniversario. Fue este sábado 16 de setiembre desde las 13:00 a las 18:00. La gente del pueblo compartió música, danza y buena gastronomía.

El responsable del Museo Gerardo Masmann explicó que: “la historia de La Carolina y Lafinur están intrínsecamente ligadas, dado que el padre de Juan Crisóstomo fue el encargado de trazar el pueblo por pedido del Marques de Sobremonte, fue el primer administrador de la explotación aurífera del pueblo. Este aniversario nos une profundamente en la celebración, por eso el Gobierno de la Provincia de San Luis, festejó junto al pueblo estos 225 años”.

Actuaron artistas del elenco provincial, Jorge Falcón, Carlos Quiroga, la agrupación de danza folklórica de Juana Koslay a cargo de Daniela Sosa y el cierre estuvo a cargo de Los Fulanos. La actividad se desarrolló en la plaza de ingreso al Complejo Cultural Juan Crisóstomo Lafinur, donde además compartieron un almuerzo para todos los habitantes del pueblo.

Masmann agregó además, “es significativa la fecha en el contexto de los 10 años del Museo de la Poesía, y es doble el festejo”.

Por otra parte el funcionario enfatizó que, “quiero destacar que junto a Los Fulanos debutaron tres chicos de La Carolina, formaron un trio denominado La Salamanca, con violín, guitarra y voz, ellos pertenecen a la escuela Nemesio Villegas, y junto al profesor de música de la escuela digital llevaron adelante este debut. La Salamanca está integrado por Brian Lucero en guitarra, Diego Fernández Violín y Jeferson Da Silva en la voz”.

Breve reseña de La Carolina

La Carolina es un pueblo de poco más de 250 habitantes, recostado al pie del Cerro Tomolasta, a una altura de 1600 metros sobre el nivel del mar. Está bañado por dos cauces de agua, el arroyo La Carolina y el río Las Invernadas, que se unen formando el río Grande. 

La Carolina fue originalmente un pueblo minero fundado hace 225 años, y actualmente consta de un tesoro de tranquilidad y paisajes hermosos que dan lugar a que el turista, como el habitante cotidiano, pueda disfrutar de experiencias únicas.

Este antiguo poblado tuvo su auge a mediados del siglo XIX, cuando un casual descubrimiento generó la más descabellada fiebre de oro que sufriera el país. Data de 1792, año en que fue fundada por el entonces Marqués de Sobremonte, en honor a la esposa de Carlos III de España.