37169_113388068722684_7125145_n

El clásico de García Lorca “La Casa de Bernarda Alba”, que dirige José María Muscari llega a San Luis y Villa Mercedes en su gira nacional de despedida después de permanecer 4 años en cartel, en distintos escenarios del país.

Con un vigoroso relato, el elenco integrado por; María Rosa Fugazot, Silvia Kutika, Katja Alemann, Mimí Ardu, Erika Wallner, Mariana Prommel, Alejandra Rubio, Mar Mediavilla y Laura Espinola, llevan a escena a la madre y las hijas de Bernarda, un drama que más allá del tiempo no pierde vigencia.

foto 1

La Casa de Bernarda Alba se presenta a las 21:00 el miércoles 13 en la Sala Hugo del Carril del Centro Cultural Puente Blanco de la ciudad de San Luis. En tanto que el jueves 14, la obra sube a escena en Villa Mercedes en el teatro del Epic Hotel.

En un encuentro con San Luis VIP, Mimí Ardu explicó que esta adaptación de José María Muscari “es la más exitosa de todas las versiones que se han realizado, la más premiada y la que más tiempo duro en cartel dejando de lado el clásico”.

La reconocida actriz afirmó respecto del teatro en la actualidad que, “la gente busca calidad, sigue a Lorca que convoca a miles de personas, estamos en el 4° año, la gente no la ve solo una vez, es una magia especial que tiene esta obra, como cambio de elenco pero se conserva lo mismo hecho por diferentes actrices muy queridas por el público, hace que la gente la vea dos o tres veces, cuatro veces,  como Mirta Legrand, Fanny Mandelbaum o Laura Ufal”, señaló.

Mimí integra el elenco desde que subió a escena por primera vez la obra con Norma Pons, transitar estos 4 años de éxito gracias a Dios, la vida, Muscari, Lorca, tener el grupo extraordinario de trabajo que tenemos, buenas personas, talentosas, por eso estoy muy agradecida a mis compañeros de elenco, actrices de overol, nos bancamos frio, calor todo, somos unas guerreras incasables; por eso la obra se sigue sosteniendo, sigue en pie, esta no es una obra para estrellas, para divas con caprichos que casi siempre son tontos, no se puede porque la obra es muy agotadora si la gente supiera el sacrificio que hacemos… no comemos, en el mismo lugar nunca, a veces no comemos, dormimos donde podemos, no existe la cama ni las 8 horas de sueño”.

En  cuanto a la felicidad que le da el teatro, Mimi Ardu destacó, “tengo la felicidad de disfrutar mucho lo que hago en cada momento,  por eso en los momentos de descanso lo que menos hago es descansar, así es que cuando hago cine lo disfruto, también cuando hago tv”.

En cuanto a algunos de sus últimos trabajos comentó, “hice una miniserie, una coproducción con Francia, con Alejando Awada, participaciones en películas como “Angelita la doctora” con Ana María Pichio, el Chino Darin”.

Más adelante hablo de las satisfacciones de su vida como actriz, “me deja la satisfacción de disfrutar el oficio, de no ser demasiado ambiciosa respecto de todo lo que me presenta la vida, no deliro, en este trabajo no te haces rico, al público le encanta el glamour, pensar que somos como Mirtha o Susana pero la realidad es otra, en general somos obreras, más en este momento tan difícil para el país, para nuestro oficio, por eso tener trabajo es algo que agradecemos mucho, hay una gran riqueza espiritual en este grupo que va mucho más allá de la tarea, acá no hay estrellas, los egos controlados, somos las reinas de la generosidad, disfrutamos cuando el otro brilla,  por eso llegamos sin rollo y nos vamos sin rollo, no hay cosas pendientes… nadie agrede al otro, nos cuidamos, eso me deja, la fraternidad”

Ardu reflexionó acerca de su paso por el mundo señalando que, “siempre pienso que estar en este mundo y pisar cabezas para llegar a un lugar o desangrarse para estar en un sitio no está bueno, no me hace feliz, la felicidad es interna y tiene que ver con algo mucho más elevado, hacer una obra que le gusta a la gente, con una adaptación fabulosa de Muscari, disfrutamos cuando el otro está brillando, estamos fascinadas, me gusta eso, transitar el camino de la mejor manera posible, sin sufrir demasiado ningún camino es fácil, pero padecer, desangrarte en público y sufrir no está bueno, a mi las luces me conmueven pero dos minutos para la foto, no hay que pagar precios altos por estar en este mundo hay que vivir de la mejor manera posible, por eso cuando hablan de millones, esas ambiciones desmedidas me sorprenden tanto, si supieran que se puede vivir con cosas simples, en la subsistencia hay que encontrar la vuelta para hallar el encanto y el valor de las pequeñas cosas.

154244_126381000756724_8342736_n

Rodaje en San Luis

También Mimí Ardu se refirió a la película que se rodó en San Luis y de la cual fue parte, “Franci” “Norma Argentina hacía de mi tía, Norma Pons hacía de mi mamá, hice esta película con gente y técnicos de San Luis, la verdad que la pasamos muy bien, con Victoria Carreras, Enrique Liporace, y Norma Pons, pase unos días inolvidables en San Luis.

El clásico de Lorca

Esta adaptación de José María Muscari se basa en la novela de Federico García Lorca, la última de las tragedias rurales concluida el 19 de junio de 1936, poco antes de la muerte de García Lorca. La primera representación de la casa de Bernarda Alba, no se representaría en España, por la guerra Civil Española y sus consecuencias. La obra se estrenó el 8 de marzo de 1945, en el teatro Avenida de Buenos Aires la representación corrió a cargo de Margarita Xirgu y su compañía. También como boda de sangre la Casa de Bernarda Alba tiene su origen en una historia real; más adelante existe otra versión en la cual el poeta no afirma directamente que los Alba son parientes.