Se llama Nelda Encina, tiene 50 años y participó este sábado de un concurso de empanadas criollas que se realizó en la Villa de la Quebrada.

“Mi especialidad son las empanadas al horno cortadas con cuchillo”, aseguró.

Nelda, vive en la localidad puntana hace más de 7 años y asegura que se vino de Buenos Aires (Lomas de Zamora) en búsqueda de tranquilidad. Actualmente comparte sus días junto a su hija, nuera y nietos.