TAPA 1

Daniel Gutiérrez, más conocido como “Sanyo”, es uno de los mejores jugadores que tiene el padel a nivel mundial. Es de San Luis y sueña con ser el N° 1 del mundo y tener su propio club. Actualmente es el jugador que los fans del padel prefieren.

Daniel Gutiérrez, “Sanyo”, nació hace 31 años un 15 de Junio en San Luis. Actualmente reside en Madrid, España ocupando el tercer lugar en el Ranking World Padel. Con la humildad de los grandes y sin olvidarse de sus orígenes, en un encuentro con San Luis VIP, habló acerca de sus vivencias y afectos. Comentó que nunca viene a San Luis para esta fecha, “vine porque mi madre cumplió 70 años. En estos momentos se desarrolla el calendario a full, por eso siempre paso mis vacaciones de verano acá en San Luis, estoy desde fines de diciembre hasta marzo”.

Respecto de la distancia que lo separa de sus afectos el deportista  destacó, “estamos comunicados todo el tiempo, al principio fue muy duro un sufrimiento constante, me fui a los 22 años, ya pasaron nueve años, considero que tengo mi vida en Madrid. Cuando vengo a San Luis extraño estar en mi casa y mi día a día”.

“Mi mamá vive en el barrio AMPYA”

“Mi mama vive en el barrio AMPYA mantengo el grupo de amigos intacto, algunos están trabajando se hace difícil juntarse pero siempre hacemos asados, nos vemos, estamos en constante comunicación por whatsapp, me mandan mensajes en los torneos, estamos siempre muy cerca.

TAPA 2

Su llegada al padel

Daniel llegó al padel por su padre y su hermano mayor, ellos jugaban al tenis hasta que apareció el padel en el año 90. En el 2006 siendo el N° 1 de Argentina, se fue 2 meses a España a ver de qué se trataba, “siempre tuve muchísima fe en mí y sabía que me podía quedar y así fue que en el año 2007 me quedé a vivir”.

Eternamente agradecido a San Luis y su gente, con simples palabras agradeció “a aquellos que saben que colaboraron en mi sueños”, y explicó, “ cuando tenía 17 años había una crisis tremenda en el país, empecé a dar clases y con lo que trabajaba viajaba, me vieron en Europa, genios de este deporte como Roberto Gatti y un día me dijo, ‘jugamos’, me gano y cuando terminamos el partido me dijo ‘estás perdiendo el tiempo tenes que irte a Europa’, me era imposible en ese momento pero a partir de ahí lo tuve muy claro lo que quería”.

La amistad en el deporte

Gutiérrez señalo que en sus comienzos en el padel admiraba mucho al marplatense Cristian Gutiérrez, “era mi ídolo, me gustaba todo el deporte pero el padel era lo mío”.

En cuanto a las amistades en el mundo del padel dijo que, “ es complicado, porque al final cada uno pelea por sus cosas, su bienestar, en estos deportes como el tenis hay que ser un poco egoísta, mientras menos te conozcan mejor porque después adentro de la cancha al final influye todo, si te abrís mucho a una persona esa persona sabrá en qué momento pasas nervios, en qué momento tendrás miedo, cuando estarás demasiado excitado, cansado, por eso el padel y el tenis no tienen esa amistad real.  Entonces mientras más lejos tengas al rival mucho mejor”.

La actualidad del padel en San Luis

Los chicos que juegan hoy al padel en San Luis tienen algo diferente a cuando yo tenía su edad,  tienen un referente en su ciudad como Maxi en Villa Mercedes o yo en San Luis, cuando yo miraba padel estaba Cristian Gutiérrez, me gustaba como jugaba pero no sentía lo que sentís cuando vez a tu equipo de fútbol, cuando sentís a tu equipo sentís los colores”, remarcó y agregó, “ hay tan buen nivel de padel en los chicos porque ellos no solo me quieren copiar a mi o a Maxi sino que somos su equipo, ellos ven los partidos y están deseando que ganemos, eso a mí no me pasaba… por eso somos una imagen que ha ayudado mucho que los chicos de San Luis, los incentivamos, me ven en el club, me ven por televisión, miran, preguntan, te abrazan y eso yo con Cristian Gutiérrez no lo pude hacer, no sabía cómo entrenaba, cuanto dormía… eso me ayuda a seguir con este deporte”.

La fuerza de la voluntad

Con palabras simples y muy sentidas, el referente puntano, del Padel Mundial dijo que, “ a partir de mi experiencia sostengo que siempre se puede, las ganas pueden muchísimo, yo llegue sin nada era imposible que llegara a irme a Europa que me fuera bien, no tenía los recursos, a veces parece que no se puede, pero si tenes las ganas y con conducta se puede, tenes que elegir, poner en la balanza, deje mi familia, mis padres, mi novia, mi manera de comer y mi pasión, es lo que quiero; está en la cabeza de cada uno cuanto es capaz de dejar o de hacer por su sueño”.

Una pasión

Otra de las pasiones de Sanyo es el futbol, “cuando estoy acá juego dos veces por semana, con conocidos para que no me peguen, ni me toquen, es difícil el tema de jugar al futbol y que no te toquen, hago lo que puedo soy muy de familia, es de la casa de mis sobrinos, a mi hermana, a mi mamá, al taller de mi padre todo el tiempo vinculado a mi familia, soy muy de la familia”.

El fondo de pantalla del celular de Gutiérrez lo delata en cuanto a su fanatismo por Messi, al respecto afirmó, “ para mi es lo mejor que paso en una cancha de futbol, el ganar un mundial, una copa América… si se hubiese dedicado al tenis habría ganado todo, es injusto todo lo que pasa, por eso un poco de enojado decía yo, ‘si no está Messi en la selección por lo que es el fútbol argentino me da igual si la selección clasifica o no, soy más de Messi que de la selección’, no porque no siéntalos colores, pero el futbol está muy sucio, cuando hay un chico sano, humilde, que no se mete con nadie al final le dan, creo que los periodistas deportivo deberían tener más cuidado, hay que pensar cuál es el mensaje que le llega a un niño, si al mejor del mundo no lo valoramos en su país…hay que pensar en los chicos que necesitamos que sean sanos y se dediquen a un deporte, hay que acompañarlos, que sepan que siendo deportista podes fallar”, puntualizó

Argentina y el padel

En cuanto a la disciplina en que se destaca en el tercer lugar del mundo, Gutiérrez dijo que, “es increíble que Argentina siga sacando buenos jugadores, eso pasa porque la base, los profesores son buenos, gente que en su momento jugó muy bien y realmente enseñan bien, en la actualidad se juega mucho, han mejorado mucho los premios a nivel económico, por eso los chicos se interesan más. A Argentina solo le falta más repercusión mediática, más interés, que se que salga en la tele, que se hable más, que difundan los torneos, la gente lo verá, sabrán que existe y eso hará que otros chicos se interesen por este deporte”.

La verdadera Felicidad

Como un erudito de la vida a los 31 años, el deportista finalmente hizo especial hincapié en la felicidad y la definió, “ la felicidad pasa porque este mi familia, los que quiero al lado mío, los que me conocen, los que saben cómo soy, esa es la gente que me importa, después como todo si me va bien en el deporte soy más feliz y si me va bien en la vida y acompañado de mi familia, de mi pareja todo suma, pero la base la fuerza sale de mi sangre, de mi familia lo demás es reemplazable”.

Daniel Gutiérrez, Sanyo el chico del barrio AMPYA Que a los 17 soñaba con brillar en el mundo, desde hace años está entre las 4 mejores parejas del mundo. Ha jugado 18 finales de las cuales ganó 10 y ganó los dos últimos máster final, que solo lo juegan las 8 mejores parejas del año. En este primer lunes de julio empieza a competir en Valladolid, después Palmas de Gran Canaria y a partir de ahí cada dos semanas hasta diciembre sin parar, avanzando por el camino a su sueño de ser el número 1 del mundo.

Por Fernando Romero // San Luis VIP