María Luz Sosa Vecino depende del apoyo de todos para poder representar a San Luis en un concurso de talentos, a nivel internacional. A pesar de su corta edad, ya cantó en Caminito, fue premiada con una visita al Teatro Colón y “ha cantado más de la mitad de su vida” como dice, orgullosa, su madre.

“Iguazú en Concierto” se realizará desde el 23 al 27 de mayo, en Puerto Iguazú, a escasos metros de las famosas cataratas. Participarán más de 700 niños, de todo el mundo, que compartirán experiencias musicales inolvidables.

Aparte de los jóvenes que participarán, los organizadores abrieron las inscripciones libres por internet, para darle la posibilidad a una mayor cantidad de niños para que demuestren sus talentos.

“El voto del público es determinante, porque dos chicos son seleccionados con esta modalidad y otros dos por un jurado especializado”, explicó Vecino, sobre el cupo para aquellos que presenten sus videos a través de internet.

La vocación de la niña no es casualidad. Sus padres, Daniel Sosa y Marcela Vecino, son profesores de tango y su abuelo es un gran conocedor en la materia, incluso su hermana melliza, María Pía, también baila al ritmo del 2 por 4.

“Ella escuchaba tango desde la panza”, contó, sobre la pequeña artista, y agregó que “es fanática de las viejas glorias, sobre todo de Ada Falcón”.

María Luz estudia en la escuela Mahatma Gandhi y está cursando 5° grado. “Está fascinada con el colegio, porque tiene una modalidad moderna y enfocada en el arte”, comentó y amplió que “un castigo para ella es decirle que no pueda asistir”.

Votar a María Luz Sosa Vecino

Su maestra de primer grado fue quien descubrió a la cantante. “Estaban jugando con la seño y ella cantó un tango de corrido, sin equivocarse en ninguna nota”, recordó.

“Estuvo cuatro años seguidos en el festival de Justo Daract, y fue revelación dos veces seguidas en los intercolegiales. María Luz se planta en el escenario y cuando la gente la escucha se enamora”, concluyó.  

Para votar

http://iguazuenconciertoaudition.com/posts/maria-luz-sosa-vecino

(Gentileza – El Chorrillero)